ASPECTOS MITOLÓGICOS DE LA HIPERTENSIÓN ARTERIAL

publicado en: Novedades Comunidad | 1

“Sé cuándo aumenta mi presión porque me duele la cabeza”. “Sufro mareos y zumbidos en los oídos cuando aumenta mi presión arterial”. “El aumento de presión arterial me produce mareos”.

El dolor de cabeza (cefalea), el mareo o el zumbido en los oídos (tinitus), son motivo frecuente de consulta y sus causas son muy variables. Sin embargo, la mayoría de las veces, estos síntomas son atribuidos al aumento de la presión arterial. Desafortunadamente, la mayoría de las veces la hipertensión arterial es “asintomática” y solo es detectada cuando, por diversas razones, medimos la presión arterial o cuando un órgano (tal como las arterias, el corazón, el riñon o el cerebro) es dañado. Sin embargo, estos síntomas contribuyen al diagnóstico de la hipertensión arterial ya que, gracias a ellos los pacientes sin saber de su existencia realizan una consulta médica.

Pero, entre aquellos pacientes con hipertensión arterial que manifiestan algún síntoma, la “cefalea” es el más frecuente o la combinación de cefalea, mareo y tinitus. En este grupo de pacientes, en quienes podemos relacionar el síntoma como consecuencia de la hipertensión arterial, los episodios de cefaleas son muy poco frecuentes, suelen aparecer con el despertar (matinales) y se ubican en la región frontal (por encima de los ojos) o en la región posterior de la cabeza. Duran períodos cortos de tiempo y desaparecen en forma espontánea. En estos casos también, la cefalea o los mareos, podrían estar relacionados con las “apneas del sueño” (breves interrupciones respiratorias de tipo obstructivo que pueden repetirse varias veces durante la noche). Suelen ser más frecuentes en personas con obesidad o sobrepeso y en este caso la cefalea puede estar reflejando una caída en la oxigenación nocturna.

Numerosos estudios han comparado pacientes con igual elevación de la presión arterial observando que, solo el 10% presentaba cefaleas. Otros, observaron que la frecuencia de cefaleas fue idéntica entre personas con y sin hipertensión y sin diferencias entre hombres y mujeres. Incluso, ha sido demostrado que, entre los pacientes con hipertensión arterial sufren más cefaleas aquellos que conocen su diagnóstico (70%) que aquellos que lo desconocen (15%). Estos datos hacen pensar que, los síntomas descriptos por los pacientes hipertensos responden a estados de ansiedad, en los cuales la cefalea, el mareo o el tinitus, incluso el aumento de la presión arterial y las palpitaciones, son manifestaciones corporales o somáticas del trastorno anímico.

Es así que, en la mayoría de los casos, la relación entre la cefalea, el mareo o el tinitus son asociaciones casuales y no causales. Siendo síntomas que alertan al individuo a realizar la consulta médica y permiten la detección y diagnóstico de la hipertensión arterial hasta el momento desconocida y silente. No obstante, no podemos omitir la existencia de una patología por suerte muy poco frecuente, compleja y severa en su gravedad: la encefalopatía hipertensiva, manifestada por cefalea muy intensa asociada a un cuadro neurológico y vinculada a un comportamiento agresivo de la hipertensión arterial que requiere pronta internación y conductas activas para su tratamiento. Pero este cuadro, es motivo de un capítulo aparte.

Una respuesta

  1. La Cefalea, Mareo, y Tinnitus, es una asociación casi obligada que hace el paciente, sospechando hipertensión, más aún quién ya conoce que es hipertenso; en mi experiencia ha sido más frecuente la consulta en hombres, es absolutamente cierto, que en la gran mayoría de las veces, es secundario a una somatización de síntomas de ansiedad, pero resulta un buen predictor de conductas, muchos pacientes se deciden a consultar, precozmente, debido a esta sintomatología.-

Dejar una opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.