Hospital Santa Creu I Sant Pau

publicado en: Novedades Comunidad | 1

Un hospital. Dos arquitectos.

Lluis Domènech i Montaner (1850-1923) es uno de los más conspicuos arquitectos representante del movimiento modernista catalán. Entre sus numerosas obras destaca el Hospital Santa Creu i Sant Pau declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1997. Una construcción innovadora en cuanto a la arquitectura hospitalaria que combinó la belleza de sus edificios ornamentados con espaciosos pabellones confortables para los pacientes y funcionales al trabajo médico. Todo interconectado por una red de túneles y rodeados de frondosos jardines.   Es un claro ejemplo de la arquitectura gótica catalana.

El Hospital de Santa Creu, con más de 600 años de historia, reconoce sus orígenes en la Edad Media (1401) como resultado de la fusión de 6 hospitales existentes en la Barcelona antigua. Funcionó hasta 1916 fecha en la cual se traslada a su actual emplazamiento convirtiéndose su antiguo edificio en la Biblioteca Pública de Cataluña. Gracias al legado económico de Pau Gil, un banquero catalán se coloca la Piedra Fundamental en 1902 y es inaugurado en 1930, siete años después de la muerte de Domènech i Montaner, siendo su hijo encargado de la finalización de las obras. Y en 2009 nuevamente cesa en sus funciones para dar lugar a su nueva sede y convertirse en museo del Modernismo Catalán. Su diseño se corresponde con los avances de la medicina sanitaria e incorpora los principios higienistas, caracterizado por la amplitud de espacios y escaleras, áreas confortables que reúnan las mejores condiciones de salubridad, ubicando al edificio en la vanguardia de la arquitectura sanitaria. Diecinueve edificios, 48 pabellones, 45.000 m2 de jardines y 1 kilómetro de galerías subterráneas.

 

En sus archivos se conserva el registro en que consta el ingreso y fotografías de la habitación donde falleciera Antoní Gaudí i Cornet. Gaudí considerado el padre del modernismo Catalán no solo fue capaz de introducir su imaginación dando forma nuevas a la arquitectura sino que introdujo nuevas técnicas como el trencadís y trabajos artesanales con materiales como el hierro o el vidrio en la ornamentación de sus edificios. El 7 de junio de 1926, en un trágico accidente en la vía pública, es atropellado por un tranvía. Fue trasladado al Hospital de Santa Creu e instalado en la cama Nro. 19 de la Sala General “Santo Tomás” como indocumentado. Su identidad fue conocida varias horas después dado la persistente búsqueda de su amigo y capellán Gil Parés. Tres días después con el diagnóstico de trauma mayor fallecía uno de los grandes arquitectos del modernismo catalán y de alguna manera rival de quién construyera su última morada.

A sus más grandes manifestaciones artísticas los une una avenida. Después de numerosas toponimias recibidas (Diagonal de San Pablo, Av. del Gral. Primo de Rivera, Av. Gaudí), desde 1962 la avenida diagonal que rompe la cuadrícula urbana del Example de la ciudad de Barcelona se conoce en forma oficial como Avinguda Gaudí y une los santuarios de dos de los más grandes arquitectos del modernismo catalán La Sagrada Familia y el Hospital de Santa Creu.

Una respuesta

  1. PEDRO FORCADA

    Magnifico articulo

Dejar una opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.